Ventilación del hogar

La ventilación es una buena medida para mantener la calidad del aire que respiramos. Por ello, es necesario ventilar todas las estancias diariamente, también en invierno.

El propósito de la ventilación de los espacios cerrados es mantener una buena calidad del aire, seguro de respirar. El hacinamiento y la falta de aire fresco favorecen la transmisión del virus.

 

Consejos para llevarlo a cabo:

    • El mejor sistema para renovar el aire en los hogares es la ventilación natural.
    • Ventilar diariamente todas las estancias.
    • Abrir las ventanas al menos 15 minutos al entrar a una habitación, sobre todo cuando la han utilizado otras personas.
    • Para incrementarla, abrir más de una ventana o, en su caso, una puerta en lados opuestos para generar una corriente.
    • No es recomendable el uso de ventiladores: Los ventiladores no renuevan el aire interior con aporte de aire fresco, y además contribuyen a remover y dispersar los aerosoles susceptibles de contener el virus dentro de la propia sala o a otras estancias cercanas. No obstante, si es necesario su uso, es importante renovar el aire del espacio, abriendo ventanas y reduciendo lo máximo posible el aire que sopla de unas personas a otras.
    • Se debe priorizar la ventilación con aire exterior sobre el confort y la eficiencia energética.
    • Se recomienda que los inodoros se descarguen con la tapa cerrada, ya que la descarga del agua de los WC puede generar aerosoles susceptibles de contener virus.

 

Limpieza y desinfección

La lejía doméstica es muy efectiva para la desinfección de superficies donde pueda haber virus:

  • Superficies que se tocan con frecuencia: mesas y sillas, escritorios, mesitas de noche, muebles del dormitorio, mesas de trabajo, etc.
  • Pomos de las puertas.
  • Superficies del baño y el inodoro.
  • Grifos.

Para que la lejía sea eficaz hay que limpiar previamente las superficies con bayetas húmedas, para recoger el polvo.

Después limpiar esas mismas superficies con otra bayeta humedecida en una disolución de lejía al 1:50.

 

¿Cómo preparar la lejía al 1:50?

    1. Coger 20 ml de lejía casera, no importa la marca.
    2. Echarlo dentro de una botella de 1 litro.
    3. Rellenar la botella con agua del grifo hasta completar.
    4. Cerrar y darle la vuelta varias veces para mezclar.

 

Atención: Preparar la mezcla el mismo día de su uso, pierde eficacia en unas horas

Mojar una bayeta limpia con esta disolución para desinfectar las superficies. Limpiar la bayeta con agua del grifo tras cada uso y vuelva a impregnarla con esta disolución de lejía. Usar guantes.

Desinfección de objetos personales

Los objetos personales se pueden desinfectar con alcohol de 70º:

  • Gafas.
  • Teléfonos fijos.
  • Móviles (evitar compartirlos).
  • Teclados de ordenador y ratón.
  • Mandos a distancia.
  • Llaves.

 

¿Cómo preparar el alcohol de 70º?

  1. Partir del alcohol para desinfectar las heridas que tenemos en casa, que es alcohol de 96º.
  2. Coger 70 ml de alcohol de 96º.
  3. Rellenar con agua del grifo hasta 100 ml.
  4. Cerrar y darle la vuelta varias veces para mezclar.

Mojar un paño limpio con esta disolución para desinfectar los objetos personales.

Viviendas con casos de COVID-19

Para que resulte efectiva la desinfección en viviendas con un caso de COVID-19, debe extremarse la limpieza y la desinfección.

  1. La persona afectada debe permanecer aislada en una habitación.
  2. Hay que extremar la ventilación diaria de la estancia.
  3. Ropa y enseres (ropa de cama, toallas, sábanas, etc.):
    • Colocarla en una bolsa con cierre hermético hasta el momento de lavarla.
    • No sacudir la ropa antes de lavarla.
    • Lavarla con jabones o detergentes habituales a 60-90 ºC y dejar que se seque completamente.
  4. Material desechable del enfermo, cuidadores (guantes, pañuelos, mascarillas) y equipo de protección individual (EPI) del personal sanitario:
    • En un cubo de basura con tapa y pedal de apertura (bolsa 1). Permanecerá dentro de la habitación del paciente.
    • La bolsa 1, de plástico, deberá cerrarse antes de sacarla de la habitación y meterla en una segunda bolsa de basura (bolsa 2), al lado de la salida de la habitación, donde además se depositarán los guantes y mascarilla utilizados por el cuidador, y se cerrará adecuadamente antes de salir de la habitación.
    • La bolsa 2, con los residuos anteriores, se depositará con el resto de los residuos domésticos en la bolsa de basura (bolsa 3) correspondiente. Inmediatamente después se realizará una completa higiene de manos, con agua y jabón, al menos 40-60 segundos. La bolsa 3 cerrada adecuadamente se depositará exclusivamente en el contenedor establecido en la entidad local. 
    • Tirar con el resto de residuos doméstico siempre que esté en bolsa cerrada herméticamente.
  5. Vajilla y cubiertos reutilizables, se lavarán preferiblemente en el lavavajillas o con agua caliente y jabón.

Comments are closed.

Close Search Window
LIVE OFFLINE
Loading...
X